Demanda por mala ortodoncia

Demanda por mala ortodoncia

Abogado especializado en negligencias ortodóncicas

Los estudios indican que los estadounidenses prefieren una sonrisa bonita a una piel clara. Están dispuestos a implicarse en acciones considerables para obtenerla. Como citó Phyllis Diller, muchos de ellos creen que "una sonrisa es una curva que lo endereza todo". El número de adolescentes sometidos a tratamiento de ortodoncia en Norteamérica casi se ha duplicado, con un 80 por ciento actualmente bajo el cuidado de un ortodoncista, y la edad media sugerida para una primera visita es ahora de 7 años.

¿Se puede demandar a un dentista? Por supuesto que sí. Las estadísticas de negligencia dental sugieren que aproximadamente el 8% de todos los juicios por negligencia médica implican a dentistas. En este blog, vamos a batear alrededor de demandas dentales de mala praxis, que es un tema candente en este momento.

Cuando un dentista, ortodoncista o cirujano oral no ofrece un tratamiento fiable, seguro y eficaz a sus pacientes de acuerdo con las normas profesionales, se habla de negligencia dental. La negligencia dental afecta en gran medida a la vida de las víctimas, ya que la salud bucodental determina la salud general y el funcionamiento del cuerpo humano.

¿Cuál es la razón más frecuente por la que los pacientes demandan a los dentistas?

El 85% de las reclamaciones citan procedimientos y técnicas deficientes como causa de las lesiones. Algunas de estas lesiones comunes son dientes astillados o fracturados, daños en las encías, lesiones nerviosas, infecciones por equipos y uso inadecuado de la anestesia.

¿Cómo puedo recuperar el dinero de un ortodoncista?

Sé educado pero directo al solicitar una devolución. Si se lo deniegan, pida a su nuevo dentista u ortodoncista que llame y solicite el reembolso en su nombre. Si el proveedor de Invisalign reconoce que otro dentista llama por usted, puede que vea que su solicitud de reembolso merece ser tenida en cuenta.

  Demanda por quemar basura

¿Qué hacer si no se está satisfecho con el tratamiento de ortodoncia?

Si en algún momento del tratamiento de ortodoncia le preocupa cómo está progresando, no dude en hablar con su ortodoncista o con un miembro del equipo de ortodoncia. Su objetivo es el mismo que el tuyo: ¡una sonrisa bonita y sana que dure toda la vida!

Acuerdos por negligencia ortodóncica

Siempre odiaste tus dientes torcidos cuando eras niño, así que lo primero que hiciste de mayor fue acudir a un ortodoncista. La relación empezó muy bien, pero ahora crees que tu ortodoncista hizo un trabajo terrible con tu boca. ¿Qué puede hacer?

Puede demandar a un ortodoncista como lo haría con cualquier otro profesional de la atención médica, pero su demanda sólo tendrá éxito si puede demostrar una negligencia médica. Tiene que haber algo más que una simple insatisfacción con los resultados obtenidos. Una demanda por negligencia en un contexto médico se denomina negligencia médica. He aquí cómo se establece.Elementos de la negligencia médica

La negligencia tiene cuatro elementos: deber, incumplimiento, causalidad y daño. En los casos habituales de negligencia, el deber puede ser difícil de establecer. No es así en los casos de negligencia médica. Un ortodoncista tiene el deber de cuidar a un paciente, por lo que lo que queda en ese sentido es establecer cuál es ese deber en las circunstancias específicas, y eso ayuda a establecer el siguiente elemento, el incumplimiento.

Tienes que demostrar que el ortodoncista incumplió el deber de diligencia que te debía, o que actuó por debajo del nivel de diligencia de un profesional razonable en circunstancias iguales o similares. Si lo consigue, se habrán demostrado los dos primeros elementos de la negligencia: el deber y el incumplimiento.

  Demanda por burnout

Cómo ganar una demanda por negligencia dental

La Srta. A acudió por primera vez al demandado, el Dr. B, en agosto de 2007, cuando fue remitida por su dentista habitual para un tratamiento de ortodoncia. Se elaboró un plan de tratamiento que incluía la propuesta de extracción del UL4 (cuarto diente a lo largo del lado superior izquierdo) de la Srta. A debido al apiñamiento del maxilar superior. En una carta al dentista de la Srta. A, el Dr. B cometió un error y solicitó al dentista de la Srta. A la extracción del UR4 (cuarto diente a lo largo del lado superior derecho), en lugar del UL4. En octubre de 2007, se extrajo el UR4 (el diente equivocado).

Sin darse cuenta del error, la Srta. A volvió a ver al Dr. B cuando le colocaron los brackets. El Dr. B no se dio cuenta de que se había extraído el diente equivocado y siguió tratando a la Srta. A entre octubre de 2007 y marzo de 2009 sin darse cuenta ni reconocer el error.

En marzo de 2009, el aparato de la Srta. A se fracturó y, tras reajustarlo, acudió a otro ortodoncista de la misma consulta. Fue este nuevo ortodoncista quien detectó el error y se dio cuenta de que se había extraído el diente equivocado, en contra del plan de tratamiento original.

Señales de un mal ortodoncista

El tratamiento de adultos puede ser una fuente importante de negocio para los ortodoncistas. Las mujeres representan un gran porcentaje de este negocio. Pero dado el énfasis actual de la cultura en tener un aspecto perpetuamente joven, ambos sexos buscan tratamiento a edades más avanzadas.

  Demanda por brujeria

Para los ortodoncistas, las principales preocupaciones asociadas al tratamiento de adultos son el estado dental preexistente del paciente, las expectativas poco razonables, la estabilidad emocional y la solvencia económica. Si falta alguno de estos factores, el resultado del tratamiento podría verse comprometido, y el resultado podría ser una demanda por negligencia. A continuación se presenta un ejemplo de un caso de este tipo.

Una paciente de 42 años acudió por primera vez a la consulta de ortodoncia porque le faltaban varios dientes. Tenía una afección periodontal y dijo que había visitado a su periodoncista el día antes de que le pusieran los aparatos. También afirmó que el médico le había dado el visto bueno para el tratamiento de ortodoncia. Su objetivo declarado era solucionar el problema del espaciado, que era de moderado a grave. Quería arreglar "un hueco en los dientes delanteros".

A la mujer se le diagnosticó una oclusión de clase III en la derecha y de clase I en la izquierda. Tenía caries y un espaciado entre moderado y grave en el maxilar superior. El ortodoncista estimó el tiempo de tratamiento en 24 meses.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad